Un dia en el Hotel Bonsol

A 8 Km del centro de Palma, en la zona residencial de Illetas, se encuentra, entre pinos y mar, enmarcado por frondosos jardines, el Hotel Bon Sol. Es un hotel exclusivo y acogedor, pensado para clientes exigentes que desean disfrutar de las más gratas vacaciones en Mallorca. Con estas palabras da la bienvenida la web del Hotel, cuya historia podéis leer aquí.

Entrada del Hotel Bonsol

Entrada del Hotel Bonsol

Conocí de este hotel a traves de Twitter, @hotelbonsol,me encanta la zona de Illetas y esta pasión común hizo que me ofrecieran una invitación para conocer este Hotel, de carácter familiar y con una historia bajo sus muros como ahora iréis viendo. En recepción ya me recibió muy amablemente Toni, que cuenta con más de 7 años de experiencia en esta casa y se conocer muy bien todo el funcionamiento del Hotel. En recepción ya pude ver que cuentan con la medalla de Oro al mejor Hotel por TUI, y un ambiente de lo más acogedor y con una decoración como de castillo de cuento.

Medalla de Oro al Hotel

Medalla de Oro al Hotel

 

Pasillo del Hotel

Pasillo del Hotel

 

Armadura en la zona de recepción

Armadura en la zona de recepción

 

Cuentan con mini-golf para los clientes

Cuentan con mini-golf para los clientes

El Hotel está situado en el Paseo de Illetas, y está separado por la carretera, tiene dos partes, ya que cuando este Hotel se contruyó, la carretera llegaba hasta aquí, pero después Illetas empezó a crecer y construyeron mas carretera, quedando dividido el Hotel en dos.

Cuando me dejó alucinada, es al mostrarme el túnel que interiormente comunica las dos partes del Hotel, sin tener que pasar por la calle, para acceso de personal y clientes, ¡es alucinante! Todo un pasadizo secreto, que va a corde de todo el Hotel en si: la decoración no te deja indiferente, es totalmente distinto a cualquier hotel convencional que puedas visitar, es como si estuvieras en un Castillo de un prestigioso Rey.

Comedor donde sirven las cenas

Comedor donde sirven las cenas

Zona de gimnasio

Zona de gimnasio

Toni me enseñó, desde el comedor principal donde sólo sirven cenas, con mucha atención y con unos menús de al menos 3 platos para elegir en cada primero,segundo y postre, porque no tienen buffet, sino atención directa a los clientes; pasando por diversas salas comunes para conferencias, una sala para juego de niños, gimnasio, zonas Spa y de tratamientos de masaje y belleza de todo tiempo, hasta una Sala Zen donde imparten clases de Yoga, Chi-kun, Tai-chi y muchas mas clases para cuidados físicos y del espíritu. Todo,estando incluido en el precio para los clientes del Hotel ¡Toda una gran variedad!

No sólo ofrecen actividades interiores, sino que también el Hotel ofrece zonas Zen y de Relax donde también se dan masajes en el exterior, además tienen una piscina que en el invierno está climatizada, ¡toda una gozada!

Y ahora viene la parte que más he disfrutado esta mañana : la piscina y la playa a la que tiene acceso desde el Hotel con servicio de tumbonas y sombrillas y un chiringuito donde ofrecen bebidas y aperitivos, por cierto ¡ buenísimo el granizado de piña colada! Gracias a Paco el camarero de la piscina, muy atento y buena relación con los clientes.

La sensación cuando estás en el Hotel es de tranquilidad, de paz y de desconexión, al menos eso sentí yo, por un momento fuí una turista mas, el ambiente es tranquilo, porque es un turismo de calidad, gente que viene a disfrutar del relax que Mallorca ofrece. Es curioso, porque en esta isla hay millones de Hoteles que cuidan con gusto a sus clientes, y no sólo hay que pensar en ese turismo de menos calidad y que viene sólo a divertirse que suelen estar en El Arenal.

Esta zona de Mallorca, que se encuentra en Calviá ofrece todo lo bueno de la isla, playas preciosas, buena gastronomia e instalaciones cuidadas para que estén tan a gusto que el año próximo quieran repetir, que de eso se vive en Las Baleares. Así que da gusto poder visitar este Gran Hotel Bon Sol, para vivir de cerca esta experiencia como los que nos vienen a visitar y así conocer un rincón con encanto, divertido, tranquilo y muchas actividades y buen servicio que ofrecer.

GRACIAS A TODO EL EQUIPO DEL HOTEL BON SOL, DESEANDO DE VOLVER A VISITAROS.

 

6 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario