Visita a la Bodega Son Prim

La Bodega Son Prim está situada en Sencelles, en la carretera que va hacia Inca, se ve desde la carretera y es de origen familiar, tradición que ha ido pasando de generación en generación en la familia Llabrés. Desde que llegas con el coche al camino de tierra para acercarte hasta este pequeño Celler ya notas que la visita va a ser diferente a otras bodegas, así lo percibí yo, cuando al bajar del coche ya me había reconocido Jaime como “la Arjonera”.

Sinceramente ésto es lo que más me emociona, encontrarme con gente que me conoce y le gusta que como mallorquín me interese tanto en conocer esta isla y me mueva tanto, me dice el hijo pequeño de Jaume Llabrés, pequeño no de altura ni de sabiduría en lo que hace y esto fue lo que me llenó de un encanto especial en esta visita.

Comencemos con la imagen de los viñedos y descubramos desde que se planta como la familia Llabrés ha sabido crear su marca, posicionarla en este mercado del vino y tener muy claro la calidad de sus productos.

IMG_8981

Empieza Jaime la visita contando de donde viene el nombre de “Son Prim”, como en todos los pueblos hay “motes” de como se conocen a las familias, y Prim viene de “primo en mallorquín delgado” porque los Llabrés eran de esta constitución.

En esta casa familiar en Sencelles se comienza a producir en el pequeño celler vino para los amigos y familiares, nos cuenta Jaime anécdotas de su padre de pequeño pisando racimos de uva con su abuelo y ésto hizo que le marcara tanto que desde entonces ya es toda una vida dedicada a hacer de Bodegas Son Prim un Celler que se diferenció del resto de la denominación de origen de la zona al contar con uva diferente a los vinos que deben llevar los que forman parte de esta D.O. ya que ellos querían hacer ” el vino que les gusta beber” y han sabido posicionarlo en el mercado, haciendo además el único vino blanco de tinto, un vino que está exquisito como también lo está el rosado, y la variedad de tintos Cabernet, Syrah, Merlot y Cup ( que es el que lleva mezcla de las anteriores variedades).

IMG_8979 IMG_8980 IMG_8984 IMG_8977

En este Celler se hace todo, se cultiva y se va seleccionando desde la planta la uva de calidad, se recoge, se hace todo el proceso de fabricación del vino y cuando está para embotellar también se realiza todo aquí. Escuchar la historia y todo este proceso de alguien que sabe de lo que habla, que lo ha vivido desde pequeño y que ha estudiado porque es lo que quiere, estar en este campo, escuchar el silencio que se respira una paz increíble se nota, te lo trasmite de una forma que emociona, al menos a mi me emocionó, y esto es lo que te llega.

Ahora se cuando pida vino en un restaurante de la isla que cuando tenga la botella en mi mano lo disfrutaré de una manera diferente, o cuando vaya a comprarlo en los lugares de venta que tienen y no sólo aquí, ya que exportan a Europa y se están abriendo al mercado de Estados Unidos y Japón. Están a la orden de tecnologías y redes sociales, como detalle el código Bidi de sus tarjetas y de las botellas que te enseña un pequeño manual de como catar un vino y te lleva a la página web.

IMG_8983 IMG_8987

Otro detalle a destacar de este Celler es que siempre tienen la puerta abierta al turista que los desee visitar, para visita guiada, o cata de vinos, tanto grupos como parejas y todo aquel que tenga interés en conocer más de cerca el mundo del vino mallorquín.

No dudéis en contactar con Jaime que os atenderá y os dedicará toda la atención del mundo, como hizo con nosotros, me faltan palabras de agradecimiento por trasmitirme tanto en esta visita, deseando de volver y disfrutar de la mesa exterior en estos viñedos como marco. Y ahí seguirá la familia Llabrés abriéndose paso en mercados, ferias, al extranjero y haciendo lo único que saben hacer: vinos de calidad y que nos ayuden a disfrutar de la vida. 

IMG_8986

4 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.