Santa María del Camí y los domingos de Mercado

Llegó el otoño y con él comienza mi ruta de pueblos y de interior de Mallorca, y he querido comenzar con un pueblo llano y de paisaje de montaña desde el que se puede disfrutar de paseos y excursiones, de rutas cicloturistas, de una excelente gastronomía, un vino de reconocido prestigio y un valioso patrimonio artístico y arquitectónico digno de visitar. Y con esta carta de presentación, dispongámonos a callejear por Santa María del Camí.

Santa María es un pueblo de interior situado en dirección carretera de Inca, limita con Consell, Santa Eugenia, Palma, Marratxí, Buñola y Alaró. Un pueblo bien conocido por los aficionados al ciclismo, ya que hay rutas de cicloturismo que pasan por Santa María y es frecuente encontrarse con grupos que disfrutan de este deporte, entre paisajes llanos y la montaña de la Serra de la Tramontana.

Tierra de agricultores y ganaderos, es bien conocida por sus vinos y las grandes bodegas de Mallorca se encuentran en Santa Maria, cabe destacar la bodega de Macià Batle, Angel Bodegas o Jaume de Puntiró, como podéis ver en esta página de bodegas de Mallorca. Así en Santa María pueden verse puntos de venta de vinos en casas típicas en los pueblos de Mallorca, de piedra y bien conservadas.

Pasear por Santa María es de lo más agradable, calles peatonales y tranquilas, casas de piedra y típicas de nuestra isla, que dan un encanto especial y rural. La plaza del ayuntamiento, la biblioteca y la calle de la Iglesia, que nos lleva a este edificio propiamente dicho. La casa de la Villa ( Ayuntamiento) es un edificio empezado en 1671, para servir de sala de consejo, habitación del juez, escribanía y prisión. En el centro de la fachada se ve el escudo de la Villa, edificio que fue restaurado por el arquitecto Guillem Forteza en 1926.

Plaza de la Villa

Biblioteca

Casa de camino a Plaza de la Vila

Calle de la Iglesia

Desde esta tranquila plaza de la Vila donde está el ayuntamiento se puede acceder a la iglesia parroquial, bendecida en parte en 1718, muestra del barroco mallorquín. El portal mayor hecho de piedra de Inca, Puigpunyent y Binissalem, se inició en 1756,  y en él trabajaron los escultores Rafel Torres y Francesc Obrador. La bendición del retablo tuvo lugar en 1775, culminando así las obras que habían durado 60 años. Destacar el campanario de baldosas azules, recién restaurado.

Al lado de esta iglesia hay un horno que por lo que estuve viendo tiene bastante afluencia de gente, y todo tenía una pinta muy buena, pan, productos artesanos, empanadas y las delicias de dulces de Mallorca hechos con amor. Y en los pequeños jardines de Santa María siempre prima la decoración que nos recuerda a bodegas, toneles de madera y detalles de una jardinería bien cuidada.

Y llegamos a la enorme plaza donde tiene lugar todos los domingos por la mañana uno de los Mercados más populares de Mallorca: el Mercado de Santa María, donde puedes encontrar desde fruta y verdura ecológica, productos de la huerta mallorquina, embutidos y quesos, productos artesanales, ropa, calzado, plantas y flores y hasta una gran variedad de animales, entre otras muchas cosas.

Este mercado es muy popular, y se suelen forman grandes colas y atascos de coches si se va tarde, por lo que aconsejo ir pronto, para poder aparcar en los diferentes parking gratuitos municipales o en las calles cercanas si tenéis suerte.

Y además Santa María ofrece mucho más, cabe destacar el convento de los Mínimos en els Hostals, Sa Sínia, un antiquísimo pozo que se encuentra en un rincón de la plaza de Els Hostals del siglo XVII, así como diversas excursiones que se pueden hacer a pie, en coche o bicicleta desde Santa María, como el Valle del Coanegra, cuyo torrente del mismo nombre tuve la suerte de hacer hace un año.

Es precioso, aún tengo que reclamar las fotos que hicieron mis acompañantes, porque fue una pasada y es uno de los torrentes más facilitos para iniciarte en este deporte. Otra visita obligada de quien quiere disfrutar de la Mallorca rural es Son Seguí, también desde Santa María, que yo tengo pendiente por realizar y muchas cosas más que voy descubriendo, menuda agenda de tareas pendientes tengo ya, ¡Mallorca no te la acabas! ¡Qué disfrutéis de Santa María!

Vista a la salida de Santa María.

Tu opinión es importante: deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.