La colonia de San Jordi

La Colonia de San Jordi está situada en el municipio de Ses Salines, al sureste de Mallorca, en pleno mar mediterráneo, unas playas paradisíacas, un puerto deportivo romántico, cerca del archipiélago de Cabrera y rodeado de salinas que le dan el nombre.Es uno de los rincones preferidos de muchos mallorquines, que han ido a veranear toda la vida, la gente de la Colonia se conoce toda, porque tienen allí sus casas, familias que se han visto crecer, que han vivido las mismas fiestas de la Colonia, a las cuales acudia toda la gente de Palma, y su popularidad aún es vigente.

Hoy os cuento una de las muchas rutas a pie que se puede realizar desde la Colonia de San Jordi y disfrutar de las mejores calas de la isla, desde el Port de la Colonia hasta el paraíso de Es Carbó, todo ello por un bonito paseo por la costa y el mar mediterráneo.

El puerto deportivo de la Colonia es uno de éstos puertos románticos, y quien tiene un barco aquí es un privilegio, porque salir a navegar por esta zona de Mallorca lo llevará a las playas más paradisíacas, y que para llegar a ellas hay que caminar bastante, por eso en estas playas de Ses Salines siempre veréis muchos barcos fondeados en sus aguas.

Quería comenzar poniendo esta foto, porque esa mañana, envié unas cuantas fotos a IB3 Televisión de Baleares, a la sección del Tiempo, que ya hacía tiempo que quería mandar alguna, porque hay paisajes preciosos en Mallorca que merce la pena enseñar, y eligieron esta foto de la Colonia para mostrar el buen tiempo que hace el primer domingo de otoño en la isla, salió en el informativo de por la noche, y me hizo mucha ilusión, la imagen es de postal.

Desde el puerto deportivo de la Colonia parten excursiones diarias para visitar la isla de Cabrera, y el Parque Nacional – Marítimo – Terrestre, y éste que veis es el Centro de Interpretación de Cabrera, ya que geográficamente la Colonia es el punto mas cercano al archipiélago.

En este centro de información turística se obtiene toda la documentación necesaria para visitar el parque nacional, conocer la historia de Cabrera y valorar toda su riqueza tanto en especies marinas como terrestres. Merece la pena visitar este Centro, es muy bonito y se contempla desde su terraza la isla de Cabrera en los dias despejados.

Playa del puerto de la Colonia de San Jordi

La primera zona de baño que os encontráis en la Colonia es esta Playa del Puerto, que a pesar de estar en el mismo puerto el agua siempre esta limpia y cristalina, y es frecuente encontrar a las familias y niños de la zona, disfrutando de esta playa, que tiene ducha y el paseo con restaurantes y servicios.

Como veis en la primera foto hay zona de pinos con sombra, y es frecuente encontrar bicis de la gente del lugar o de los turistas, y es que pasear por la Colonia en bici es un placer. Desde esta playa hay un camino para empezar a recorrer las playas de Ses Salines, que son muchas y a cual más bonita. y que si no tienes barco es la única forma de llegar a ellas, desde la Colonia. Aquí tenéis que aparcar el coche y caminar bordeando playas y costa pudiendo llegar si vais dirección izquierda hasta Es Caragol y si desde el puerto vais caminando hacia la derecha hay más playas y el Faro de la Colonia.

Mi excursión esta mañana de domingo fue hacia la izquierda y llegué hasta Es Caragol, una buena excursión caminando, no era la primera vez que la hacía pero si la primera vez que descubrí rincones en los que nunca había reparado. Comencemos el paseo.

Caminar por este paseo no puede ser más agradable, hay mini-playitas y zonas de rocas donde apetece tirarse a este agua tan limpia y turquesa, contemplar de fondo el puerto de la Colonia, los barcos fondeados, es una estampa de lo más bonita. Por las rocas, hombres con su caña de pescar, y en estas zonas de arena, gente que quiere que esa mini-playa sea para ella por un momento, y es que rincones para colocaros y disfrutar del sol veréis muchos. La primera playa que viene y es muy grande, con chiringuito, tumbonas y un agua digna de paraiso, es la Playa d’es Dolç.

Playa D’es Dolç

Esta playa es muy bonita, y siempre suele haber más gente al ser la primera playa grande, la gente que no quiere caminar más se queda aquí, o los que les gusta más, porque desde luego es preciosa. Siguiendo el paseo costeando hay muchas rocas que forman una imagen preciosa, y rincones dignos de postal, yo no me cansaba de hacer fotos.

A continuación me sorprendió, una pequeña casita que pertenece a unos mallorquines de toda la vida seguro, muy afortunados de tener este pequeño rincón, y nunca me había fijado en las rocas y lo bonito que es, y no será porque no he pasado por aquí, pero esa mañana veía fotos por todas partes.

a

A continuación viene otra playa que se llama C’an Curt, donde también hay una caseta de pescadores, y ver ahí a la familia disfrutar de este sitio da mucha envidia sana, es muy bonita, sino mirad.

Y todavía hay mas, es un largo paseo, eso si, pero merece la pena ir pasando por estos sitios, a veces no tenemos paciencia y somos como los niños pequeños, queremos llegar ya y no vamos disfrutando de por donde vamos pasando, si os lo tomáis así os aseguro que esta excursión será mas satisfactoria, yo lo hice así y cuando me di cuenta ya había llegado hasta uno de los paraísos de Mallorca y que es uno de los lugares preferidos para muchos, por supuesto siempre haciendo mención a todo lo anterior que también es precioso.

Y este lugar es Es Carbó, una playa de arena blanca, de altísimas dunas protegidas, de aguas turquesas y que es uno de los lugares vírgenes de Mallorca, siempre con barcos fondeados que con razón quieren estar aquí, y bajar a su playa para disfrutar de un día inolvidable.

Las nubes que veis en la foto fueron de por la mañana, a partir del medio dia despejó por completo y para ser un dia ya de otoño, era digno de los mejores dias de verano, ¡que calor hizo! y mirar el arte de la gente como colocó estos palos formando esta composición que he querido compartir con vosotros, y es que en Es Carbó se pueden hacer mil fotos, mucha gente las tiene en sus perfiles sociales, en portadas de revistas y es que es un paraíso.

Y si seguí caminando por esta playa tan preciosa, al fondo veréis un saliente con pinos y pasando este tramo está Es Caragol, playa que ya os hablé de ella y es la continuación a este paraíso, por supuesto no me olvido de Es Trenc y Ses Covetes, los tesoros de Mallorca.

Después de disfrutar de un precioso domingo de relax en esta playa, tocaba paseo de vuelta, así que os recomiendo si hacéis esta excursión ir con mochila,calzado cómodo y no muy cargados, para que no os resulte tan pesado. Y si vais en barco, pues esa suerte que tenéis. Deciros que desde la Colonia hay servicios de lanchas y zodiak, o pequeños barcos que os acercan hasta Es Carbó, el precio no os se decir, nunca lo utilicé, pero se de gente que si, así ya estais informados.

Y de vuelta a la Colonia, nada mejor que disfrutar de un helado, un café o tomar lo que os apetezca por los bares del paseo, que siempre se respira buen ambiente. Y si aún queréis más, podeis acercaros a ver el Faro de la Colonia, dando un bonito paseo, y hacer fotos preciosas.

Estoy segura que de la Colonia os hablaré más veces, porque queda mucho que enseñar y que descubrir, y para acabar, nada mejor que ver un trocito en directo este lugar, aquí tenéis uno de los videos que hice esa mañana. Os invito a pasear por la Colonia, ¡ os encantará!

2 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario