Jaén: Paraíso Interior

Este fin de semana pasado estuve unos dias en mi querida Arjona, y visité un ratito la capital, Jaén, que hacía mucho que no iba, puesto que cuando voy al pueblo, lo dedico a pasar tiempo con toda la familia y los amigos. Pero en esta ocasión, durante unas horas paseé por este paraíso interior, y para que vayáis conociendo cosas de mi tierra, os daré unas pinceladas de este mar de olivos.

Jaén es una ciudad que te va a sorprender, por su historia, su patrimonio histórico y cultural increíble, su gente y las diferentes culturas milenarias que habitaron esta tierra, musulmanes, cristianos y judíos vivían en paz y armonía. Aunque hay que remontarse a la época prehistórica, con el origen de una economía arraigada a la tierra que ha dejado su influencia con un denominador común cultural y económico en torno al olivo, la mayor riqueza de esta tierra, y que convierte a Jaén en la capital mundial del Aceite de Oliva. 

Jaén, capital del Paraíso, no sólo es bonita la ciudad sino sus diversos pueblos, destacando Úbeda y Baeza, Patrimonio de la Humanidad, la Sierra de Cazorla y su sin fin de pueblos de casas blancas, dentro de cada uno se esconde una historia que contar. En la capital, es de obligada visita los Baños Árabes, los más grandes e importantes de Europa, el Castillo de Santa Catalina, mirador privilegiado de toda la campiña de Jaén, y la joya cultural de la Catedral, de origen Renacentista.

Esta es la puerta de entrada al Castillo de Santa Catalina, imagen característica de la ciudad, y que forma parte de la Ruta de Castillos de España, y desde donde se puede contemplar unas vistas increíbles de todo el mar de olivos que rodea Jaén, toda la ciudad y su impresionante Catedral, digna de admirar desde esta altura. Pasear por el castillo es toda una gozada, muy tranquilo y aquí se encuentra uno de los mejores Paradores de España, el cual ofrece el mejor lugar de la ciudad para alojarse y la mejor gastronomía de la tierra.

Y para que veáis las increíbles vistas de las que os hablo, os enseño algunas fotos, seguro que os dan ganas de visitar este castillo cuando vengáis a Jaén, que os animo a conocer.

Después de ver estas preciosas imágenes desde el Castillo de Santa Catalina, os invito a adentraros en la ciudad, y paseéis por la Catedral, su casco antiguo, os metáis en cualquier tasca de la zona y disfrutéis de la rica gastronomía de la tierra, basada principalmente en el aceite de oliva.

En estos días que visité la capital, se celebraba la famosa Feria de Jaén, cuyo patrón es San Lúcas, el dia 19 de octubre, que es el dia grande de la feria, pero que dura 2 largas semanas, y es una de las recomendadas de Andalucía, ya que todas sus casetas son de acceso libre y se disfruta tanto de día como de noche.

Luces del recinto Ferial, Jaén.

Espero os haya gustado este breve paseo por los lugares más característicos de mi capital, Jaén, ciudad abierta a todo el que la quiera visitar y que quedará contento de conocer una de las provincias quizá menos conocida de Andalucía, pero no por ello menos rica cultural, histórica y gastronómicamente.

Estaré encantada de enseñaros más cosas de mi tierra y así la conoceréis mejor, y no dudéis que sigo descubriendo nuestra querida Mallorca, que aún tiene tanto por conocer. ¡ Feliz estancia por mi tierra!

Tu opinión es importante: deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.