Fotografiando Valldemossa

Valldemossa es uno de los pueblos de Mallorca que no te cansas de visitar, cualquier excusa es buena para acercarse a este municipio a tan sólo 17 km de Palma  en plena Sierra de Tramontana y perderse por sus calles siempre engalanadas de plantas y siempre con ese aire bohemio y soñador que inspiró a los grandes artistas de antaño. Y buscando inspiración volví de nuevo a Valldemossa, que mejor lugar para aprender a usar mi nueva cámara analógica, una Yashica herencia de mi padre que guardaré como un tesoro y que ahora hará que busque la mejor foto de aquellos lugares maravillosos de esta isla.

valldemossa

La tarde de domingo de otoño invitaba al paseo no sin antes disfrutar de una deliciosa merienda en C’an Molinas  para mi una de las mejores panaderías de Valldemossa donde degustar las tradicionales cocas de patata recién hechas con un buen café en su terraza interior, ideal para comenzar la tarde. Después de disfrutar de esta merienda recomiendo perderse por las calles, descubrir nuevos rincones, siempre acabo en calles que no he estado y fijándome en los miles de pequeños detalles de las casas, las puertas y ventanas, las macetas, las plantas, sus gentes y esas conversaciones de pueblo que se escuchan mientras paseas por sus calles empedradas.

valldemossa

Quizá esta calle, el carrer de La Rosa sea uno de las más fotografiadas de Valldemossa, pero en general en esta pueblo yo veo fotos por todas partes. Estas fotos no son de mi cámara analógica, aún están en el carrete, deseando estoy de ver si mis lecciones de esta tarde van dando resultados. Las fotos las hice con el Iphone y con una aplicación que se llama Hipstamatic, hace fotos estilo diapositivas pudiendo cambiar carrete, filtros y demás como si fuera una polaroid también, hoy en día hay tantas aplicaciones de fotografía que son todo un mundo. Para mi fue una manera nueva de mirar este precioso pueblo, de fijarte en los detalles, en la luz que había, en que quería encuadrar en la foto y de paso plasmar esos muchos pequeños detalles que no os podéis perder de este tesoro de la Tramontana.

 

Es tiempo de disfrutar los pequeños detalles, de descubrir nuevas rutas y excursiones por Mallorca tanto del interior como de la costa, porque en la isla se puede hacer turismo 365 días al año, tanto en otoño como en invierno tienen un encanto especial que buscaré para seguir alimentando mi pasión por esta querida isla. Feliz Otoño en el paraíso.

 

 

2 comentarios

  • Todos los rincones de Valldemosa son muy fotogénicos. La calle que aparece en la tercera foto del último grupo de 8 que pones la tengo fotografiada desde todos los rincones.

Tu opinión es importante: deja un comentario