Excursión de Deiá a la Torre de Sa Pedrissa i Códols Blancs

La excursión de Deiá a la cala por el “camí dels Ribassos” hasta la Torre de Sa Pedrissa y a códols blancs es una ruta que se puede realizar todo el año en la isla y para toda la familia ya que no presenta nivel de dificultad y no es muy larga. De la mano de Fita a Fita me llegó la invitación para realizar esta ruta para dar comienzo a un nuevo proyecto: realizar excursiones en familia abiertas a todo aquel que quiera apuntarse para conocer la belleza de Mallorca, disfrutar de un día de senderismo, aventura, risas y toda la sabiduría del maestro de la montaña Joan Carles Palos, al que le tengo gran admiración y le sigo fielmente desde que lo conocí a él y a esta gran empresa cultural y pedagógica como es Fita a Fita. 

Foto gentileza de FITA A FITA

Foto gentileza de FITA A FITA

Para inaugurar esta nueva etapa de excursiones en familia guiadas por Fita a Fita nos reunimos esta preciosa mañana de domingo de octubre, más de verano que de otoño una familia nada más y nada menos que de 17 personas entre adultos y niños, un gran grupo de buena gente con ganas de caminar por Mallorca, disfrutar del paisaje, compartir experiencias y sobre todo reír y disfrutar de ver lo bien que se lo pasaron los niños que rápidamente congeniaron entre ellos y dirigían al grupo, siempre marcando el paso delante incluso de nuestro guía.

Joan Carles explica camí des ribassos  pasando escalera

llegando a cala Deiácarteles indicativos

La ruta comienza en el pueblo de Deiá al que acudimos organizados en coches desde Palma, una vez llegados a la entrada del pueblo estacionamos el vehículo en la calle que sale a la izquierda de la carretera en frente del restaurante Ca’n Quet ( Hotel Es Molí) y es bajando esta calle que comienza el camino señalizado siempre por los carteles indicativos de camina por Mallorca.

Tomamos el llamado “camí des Ribassos” que comienzan junto a las casas que conviven con el viejo molino de agua de Can Jordi, arriba en la foto podéis ver como Joan Carles nos explica que significa el nombre de Ribassos, ese lateral del camino de piedras y así con sus enseñanzas sobre todo lo que vamos pasando por este sendero llegamos a Cala Deiá en apenas 25 minutos. Hay que pasar algunas escaleras de madera, atentos a la vegetación y  al paisaje que es precioso y por último pasaremos el puente de madera del Torrente Major llegando a la carretera asfaltada de la cala.

cala deiá

Recorremos un trozo del camino asfaltado que lleva a la cala para desviarnos a la izquierda en una calle que hay unas preciosas casas que es de subida, vamos en busca de la Torre de Sa Pedrissa, nos esperan vistas increíbles de Cala Deiá y la costa, recorriendo un sendero entre vegetación sencillo y que pasa por un camino privado pero que permite el paso, con lo que siempre debemos respetar la naturaleza y el entorno. La duración hasta la torre es de unos 20 minutos y aquí nos espera esta torre de defensa del siglo XVII que forma parte del plan defensa de los siglos XVI, XVII y XVIII contra la piratería en Mallorca. Es momento ahora de disfrutar de las vistas de la Torre y de Sa Foradada, merendar y escuchar atentos las historias de la piratería, no sólo los niños están embobados, también los adultos.

torre de sa pedrissa

Foto de grupo en torre de Sa Pedrissa

Marta Sampere, Gori Martínez, Xisca Gil y yo. Foto gentileza de FITA A FITA

Recorremos el camino de vuelta por donde hemos venido para volver a ese punto de camino de asfalto de Cala Deiá para ahora subir por el camino que hay a la derecha que sube por arriba de la cala y que nos llevará a contemplar el códols blancs, unas enormes rocas blancas que nos ofrece un paisaje de postal que junto con el agua turquesa hacen de este lugar de una belleza única. Este camino nos llevaría a Es Canyeret e incluso más allá, al fondo tenemos el paisaje de la Tramontana como el Puig Major y Muleta entre otros. Este camino se denomina “camino de los pintores o camí de Baix” otros de los recomendados e imprescindibles en Mallorca.

códols blancs

No todos los días se come disfrutando de estas increíbles vistas en este día caluroso de otoño, en este camino de los pintores hay varias zonas de sombras y explanadas para parar a reponer fuerzas, aunque los niños parecen que nunca se les acaban y ríen y juegan entre ellos. Después de comer iniciamos el camino de vuelta a Deiá por el “camí de sa Vinyeta” con la emoción de haber pasado un día de excursión perfecto, otro día más inolvidable para mi en esta isla.

Deiá

Gracias de corazón a Joan Carles por darme la oportunidad de comenzar esta etapa de excursiones en familia, para mi un sueño más cumplido. Gracias a todo el grupo, tanto padres como niños por acoger a esta Arjonera y  hacerla sentir como una más de la familia en esta jornada, no sabéis cuanto significa para mi, seguiré trasmitiendo de la mejor manera este amor por Mallorca. Y vosotros familias no dudéis en poneros en contacto con Fita a Fita ( info@fitaafita.com ) para disfrutar de excursiones tan espectaculares como ésta, la temporada no ha hecho nada más que empezar. Nos vemos en la próxima.

RECOMENDACIÓN:

– Os recomiendo leer el post de esta excursión en la página de Fita a Fita, haz click aquí. 

– Podéis ver todas las fotos de esta excursión aquí. 

Un comentario

Tu opinión es importante: deja un comentario