Excursión a Sa Foradada

Sa Foradada es uno de los miradores y paisajes imprescindibles de visitar en Mallorca, y es uno de esos lugares al que no te cansas de ir, y eso me pasa a mi, tanto para contemplar su luz durante el dia y su increíble postal, para ver una de esas puestas de sol de infarto durante todo el año o bien para hacer una excursión y bajar para ver de cerca ese “pedazo de agujero” que tiene su roca y que tanto caracteriza a este lugar.

Y esta misión es la que os presento ahora, porque de este lugar ya os he hablado en varias ocasiones, y ya tenía ganas de repetir esta excursión, que fue de las primeras que hice al venir a la isla, pero claro, no me acordaba bien y quería hacerla para enseñaros que la belleza no sólo se ve desde arriba, desde el mirador, sino que a tan sólo un bonito paseo de bajada descubres todo su encanto.

 

En esta bonita mañana soleada de noviembre, el día nos regaló un cielo despejado con lo cual las fotos salen mucho más bonitas y podéis apreciar el inmenso mar que hace de este lugar de lo más espectacular.

Y en esta excursión estaba super contenta con mi nueva camiseta de mis amigos Doszurdos.com, que como veis es de lo más original, hecha a mano y sobre todo made in Mallorca que es lo importante, siempre hay que promocionar los productos de la tierra. Os invito a echar un vistazo a los diseños que verás que camisetas más chulas tienen, desde luego es el entorno ideal para estrenarla, y roja, mi color preferido 😉

Para hacer esta excursión hay que pasar por la finca de Son Marroig que es tan conocida por su belleza y porque es un enclave ideal donde se celebran bodas, el sitio es espectacular, menudo sitio tiene esta finca, y se supone que hay que pedir permiso para acceder al camino privado que te lleva hacia Sa Foradada.

Esta foto que veis es la finca, una pasada si, y al lado de esta finca esta la valla que hay que saltar para pasar. Es un sendero que es de bajada, bastante sencillo y al que pueden ir niños, mascotas no, porque no lo permiten, que en una ocasión y en mi primera visita ya me paso y no me dejaron pasar. Así que mejor no llevarla, pero niños si, porque no tiene dificultad.

De bajada es 1 hora caminando tranquilos y parando para hacer fotos y contemplando el paisaje, quizá lo peor sera la subida que si que es algo pronunciada, pero que a buen ritmo tan sólo se tarda 30 minutos o eso tardé yo, eso si, sin hablar ni siquiera con mi acompañante, que sino no hay quien suba, pero que vamos, ninguna dificultad, es una excursión muy accesible y fácil, y la recompensa es lo que cuenta.

Nada más empezar la excursión nos encontramos con estos amigos, que estaban plácidamente tumbados, lo que me gustan los burros mallorquines, son una pasada, ojalá que nunca se extingan porque forman parte de nuestra tierra. En esta finca hay olivos milenarios que te dejan impactada al ver sus troncos, y a mi me encantan, porque los olivos de mi tierra no tienen nada que ver con éstos, y me encanta verlos. Como no, la foto en este tronco estaba asegurada.

Y a partir de aquí es cuando te vuelves loco con la cámara, y no dejas de inmortalizar este bello paisaje de la Foradada, las montañas, su erosión a lo largo de los años, su cielo y esas nubes que le daban ese contraste tan mágico,y todo envuelto en el más absoluto silencio…….¡ sin palabras!

Nuestro objetivo estaba cada vez más cerca y eso te hace acelerar el paso, pero es inevitable pararte mil veces para disparar una y otra vez, y ahora que el camino de descenso había terminado y venía un camino plano ya abajo, se puede ver el color de agua turquesa que hay, y las ganas que daban de lanzarse al agua eran increíbles.

Y aquí está la recompensa de esta excursión, el llegar a la Cala de Sa Foradada a la que tan sólo se puede llegar haciendo esta excursión o en barco, y es una belleza, así que o tenéis la suerte de tener barco o toca caminar, pero merece la pena bajar hasta aquí para ver este agua tan turquesa y este rincón, que hasta dispone de restaurante, que funciona sólo en temporada estival, imaginaos comer una paella en con estas vistas, sin duda un planazo que este verano apuntaré en mi lista, que ya empieza a ser larga.

La sorpresa fue que el agua estaba llena de medusas, y es que el agua a estas alturas de noviembre tiene una temperatura ideal para que estén nuestras amigas campando a sus anchas por esas aguas, ya les vale, me fastidiaron el baño que pensaba darme, porque por ganas de tirarme al agua no fueron, que transparente estaba y nada de fría, en fin, me quedé con las ganas. Lo que si pude ver y de bien cerca fue el gran agujero de la roca y ahora veréis foto de cerca, que  se puede acceder desde las rocas y subir arriba, aunque os recomiendo precaución si no lo veis claro.

Vistas desde arriba de la Foradada donde hay fitas para indicarte como llegar al agujero

Os aseguro que no es una foto echa con zoom sino que mi acompañante fue hasta este agujero, no quería irse sin acercarse a él y se puede, subiendo por las rocas y siguiendo un poco intuitivamente el camino hasta acercarnos al agujero, que se puede hasta colocarse en él, pero esto quizá si sea para expertos o al menos ir con alguna cuerda de seguridad.

Desde luego sólo puede ser por la cara de delante, ya que por detrás es un acantilado vertical. Lo que fue un privilegio fue estar en este sitio solos, sin nadie, aunque luego llegaron un par de excursionistas extranjeros, pero esos momentos se disfrutan mucho y te sientes privilegiada de poder estar en este lugar.

Con este silencio y sólo el sonido del mar grabé un video para que lo veis en directo, todo un placer para los sentidos. ¡ Y ahora sólo queda deciros que disfrutéis de la excursión ! 

8 comentarios

  • Hola, guapa!! Gracias por la mención 😀 Sin duda la excursión a la roca es una pasada, y las vista espectaculares. Muy chulas las fotos, por cierto 😉 Yo también me encontré con los burritos y me dejaron acariciarles, me encantan!!!

  • Ups, te he puesto antes un comentario y creo q no me lo ha publicado ¬_¬ Decía q…

    Gracias por la mención 😉 La verdad es q la excursión a la roca es una pasada, y las vistas espectaculares!! Unas fotos muy chulas, por cierto. Yo quería haber ido también hasta el agujero, pero no llevaba calzado adecuado y me dio un poco de miedo -_-

    • Muchas gracias Vir, tu post me gusto mucho y he querido poner el enlace para que la gente vea todos los puntos de vista. Sin duda una excursión preciosa! Me alegra que te guste, un besote compi 😉

  • Hola! al final se canceló el Secret Brunch y no pudimos conocernos pero a ver si coincidimos pronto! 🙂
    No sabía que había una forma de bajar hasta Sa Foradada! dónde está la finca Son Marroig? conozco el mirador desde el que te hiciste las fotos, está cerca de ahí?
    Desde que conozco tu blog me ha entrado la venada excursionista otra vez en el cuerpo, en esta época es cuando más me apetecen.
    Un besiot y gracias por el blog!

    • Hola Isabel! Si una pena, el secret brunch se canceló. Pues la finca la ves desde el mirador, esta al lado, es muy fácil Isabel, no tiene perdida, y llegas a una valla que tienes que saltar y empiezas el camino para bajar. Hazla que te va a encantar! Coge fuerzas para la subida 😉

  • Buenas! ayer hice la excursión y genialll!!!! precioso!! He estado cientos de veces en el mirador porque me encanta ver las puestas de sol desde allí pero nunca había bajado. Y fue una excursión que nos encantó y con el tiempo idóneo. Sol para bajar y algo nublado para subir. 🙂 Las fotos desde allí espectaculares.

    Un besote!

Tu opinión es importante: deja un comentario