Excursión a las Cuevas de Cala Varques

Si alguien os propone ir a investigar unas cuevas por cala Varques, que no sabe muy bien donde están pero tiene un mapa y puntos de GPS ubicados para buscarlas, ¿que diríais? ¡ pues que si sin dudarlo! ¡me encanta la aventura! y más si quien lo propone es el pulpo que adoro @DisfrutalaPlaya, y nos acompaña la grande @mallorcatestim, mis queridas #tuiteraspower unidas de nuevo para una nueva excursión que os va a dejar con la boca abierta.

MAPA DE LAS CUEVAS

Cuando empezó nuestra típica cadena de correos con este mapa, empezamos a organizar la excursión, pero nunca es como te imaginas, fue aún mejor, y lo que descubrimos merece la pena verlo. Nuestra excursión se inicia en Palma, dirigiéndonos hacia Manacor, obetivo Cala Varques, que ya para empezar es una cala que merece la pena visitar.

Para ir hasta esta cala, hay que ir dirección Calas de Mallorca, pasando Manacor, y llegados a un punto hay que girar a la izquierda dirección Portocristo, y la primera a la derecha que veáis se gira, y viene una camino bastante malo, con muchos baches y estrecho, que es donde hay que dejar el coche. Este camino es largo, y llega hasta el final donde hay que pasar una puerta, os aconsejo dejarlo donde veáis menos estrecho, porque se suele llenar de coches, sobre todo en temporada estival.

Aconsejo llevar buen calzado y mochila para hacer este tipo de excursiones porque el camino así lo requiere, agua y comida, y a pasar por la puerta se ha dicho, dirección cala Varques, hay que caminar unos 15min, y no es muy complicado. La recompensa es ésta.

Cala Varques

Esta cala es de arena blanca fina, de aguas turquesas y cristalinas y esa mañana estaba espectacular, aquí siempre suele haber hippys en una zona de arboleda que hay, y en unas cuevas, y a éstas veníamos a investigar que había dentro de ellas. Y otra de las características de esta cala son las vacas, que el dueño  de esta finca en época estival suele soltar para que campen a sus anchas por la playa, y así los turistas se vayan, la de anécdotas que puedo contar con estas vacas.

Os aconsejo ir con mapa y GPS que os oriente bien, porque la gente no esta mucho por la labor de informar,así que mejor vais con vuestras indicaciones. Y fundamental: una buena linterna o frontal para poder ver en el interior de las cuevas.

La primera cueva que visitamos está en la playa a la derecha, os acercáis a las rocas y veréis la entrada ocupada por gente, y están la mar de instalados, y esta foto la pongo para que lo veáis y porque tenían un botiquín, me llamó la atención. Seguro será del socorrista que suele haber por la cala. Al entrar en esta cueva  vimos que dentro tenía agua, y empezamos a disfrutar con las maravillas que tiene Mallorca bajo tierra.

No entramos demasiado, se veía como una zona donde poder meterse y estas cuevas se comunican unas con otras, pero ésto lo dejaremos para los experimentados espeleólogos y expertos, siempre que visitéis estos sitios ir con cuidado, no os metáis más de lo que os fiéis, por si acaso. Aquí tenéis la primera cueva, que no tiene nombre, las de cala Varques en los mapas encontrados ponen letras “B, C y D”.

Estas fotos son de la primera cueva, a continuación fuimos a la zona de arboleda, que tienen instalado los hippys su campamento de tiendas, tumbonas y hamacas, hay una entrada para ver la siguiente cueva.

¿ A que estáis alucinando? la cantidad de cuevas que tiene Mallorca y son una pasada, impacta entra en un agujero y de repente encontrarte maravillas como ésta, ¡hay sino llega a ser por la gran linterna del pulpo! porque mi frontal alumbraba poco, y para hacer las fotos precisábamos de buena luz.

Y después de ver estas dos cuevas, nos dirigimos por las rocas arriba del acantilado de cala Varques a la izquierda, de donde ahora ya está puesto el cartel de “prohibido tirarse al agua ” y la multa que conlleva. Tened mucho cuidado con estas cosas. Desde aquí arriba las fotos que se pueden hacer de la cala son impresionantes, y el color del agua turquesa, que la foto no hace justicia de como estaba.

Una vez aquí arriba hay un sendero para seguir, pero nosotras íbamos con las indicaciones del mapa todo el rato, en busca de Es Caló Blanc, que es un arco que hay en el acantilado, y una calita que entra, con rocas en los laterales y una pequeña zona de arena.

Esta foto la habréis visto por muchos sitios porque es típica de Mallorca, y yo me moría de ganas de visitarlo, y mira que había ido veces a esta cala y nunca había subido caminando para acercarme hasta aquí, que no está lejos, yo diría que a unos 15min caminando, y merece la pena, porque es precioso.

La verdad es que esta cala es muy bonita, y daban unas ganas tremendas de tirarse al agua, pero íbamos pensando ya en llegar a cala Falcó, donde nos esperaba otra de las cuevas a visitar, y una nueva cala que es súper bonita, ¡ nos dejó impresionadas! Y caminando por el sendero para ir a la cala, las vistas desde el acantilado, muestran un agua de los tonos de azules más diversos que hayáis visto. Os muestro unas fotos desde arriba de Cala Falcó y de la cala.

Aquí a la izquierda de esta foto está la cueva para visitar, y para mi esta cueva fue la mejor, la que más me impresionó, porque al principio no veíamos por donde bajar y aunque resbalaba un poco bajamos a un pequeño lago interior con una formación de una columna que hasta tenía forma extraña, de años de formación. La riqueza de cuevas de Mallorca es un tesoro.

Todas quisimos hacernos una foto con esta pedazo de escultura, obra de la naturaleza, que es una maravilla, lo pasamos genial, hicimos equilibrio sobre estas dos rocas para no mojarnos los pies, que ya me bastó con marcharme el culo del pantalón para bajar hasta aquí, jejejeje, que cachondeo, pero estas son las cosas que luego tienes para contar y yo pues comparto con vosotros que me leéis.

Seguro que viendo estas fotos os animáis a visitar estas cuevas y calas y hacer alguna ruta por aquí. Decir que en el mapa teníamos indicadas dos cuevas más por esta zona, que buscamos pero no vimos ninguna entrada, quizá los puntos del GPS de este mapa estuvieran mal, por eso siempre os recomendamos informaros bien de la zona que vais a visitar.

Nos quedó pendiente la Cueva del Pirata, que la gente que la ha visitado dicen que es impresionante, pero parece ser que hay que pedir permisos y demás, así que en otra ocasión igual nos animamos. En el camino de vuelta hacia cala Falcó de nuevo, tras haber ido en busca de las cuevas no encontradas, vimos una entrada en el suelo, de lo que parece que es una cueva, pero el acceso es muy estreño y no nos atrevimos, si conocéis algún experto o vosotros queréis investigar hay mas cuevas por aquella zona.

 

Y este camino que veis en la foto, está en la misma cala Falcó, que nosotras utilizamos para volver, y que da al camino por donde se baja a Cala Varques, fuimos por un sendero que en ningún momento pasa por finca privada, porque te desvías y vas bordeando las zonas de finca privada, asi que en ningún momento entramos por donde no debíamos, y se acorta bastante para volver al punto donde se deja el vehículo, y que es el único camino que hay a la izquierda cuando bajas para cala Varques.

Y hasta aquí la aventura de las cuevas, que fue una bonita excursión, con la mejor de las compañías y que sin duda no olvidaré. Una vez más, Mallorca me sorprende con los tesoros que esconde bajo tierra, no sólo las calas y vistas maravillosas del exterior sino que en las profundidades de la isla hay muchos tesoros que enseñar. FELIZ AVENTURA APASIONADOS DE MALLORCA

Nuestro pulpito hace la foto, a la próxima serás tu la que salgas, gracias chicas por este dia inolvidable. Y atentos a la próxima entrada en el blog de mallorcatestim.com porque su post será de lo más interesante. Nos vemos en la próxima #tuitexcursión. 

4 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario