De Ruta por la Tramontana: de la Calobra a Cala Tuent

Uno de mis planes preferidos en la isla es conducir por las carreteras de la Tramontana, disfrutar del paso entre sus paredes rocosas, cambios de paisajes entre montaña y mar, sin ninguna ruta fijada y parando en aquellos lugares con encanto en los que te das cuenta que Mallorca es un paraíso.

El inicio de mi ruta comenzó bien temprano, desde la carretera de Valldemossa llegando a este pueblo entre los más turísticos y con encanto de la isla, lugar donde puede ser la primera parada para tomar el primer café de la mañana.

Vistas de Valldemossa

Vistas de Valldemossa

Desde aquí salimos de Valldemossa dirección Deiá, en busca de uno de los miradores más bonitos de la isla, Sa Foradada, un saliente rocoso con un agujero en medio y unas vistas únicas al mediterráneo, desde donde se contemplan unas puestas de sol de película. Aquí podéis aparcar para disfrutar de este mirador y hacer unas fotos.

Mirador de Sa Foradada

Con esta imagen en la retina continuamos nuestro recorrido con nuestro vehículo hacia Sóller, serpenteando por esta carretera pasando por unas vistas a la izquierda del mar y atravesando la Tramontana, una bonita sensación de introducirnos en la montaña estando en la isla.

El trayecto hasta Sóller se hace corto y al llegar a Sóller, podéis realizar parada para conocerlo o bien continuar la ruta. Recomiendo dedicar sólo una jornada a Sóller realizando el trayecto desde el Tren centenario saliendo de Palma, otra ruta imprescindible en Mallorca.

Desde Sóller para ir a La Calobra tienes que ir camino de LLuc, y de camino encuentras otro sitio donde parar, el Mirador de Ses Barques, donde se puede contemplar las vistas de Sóller y el puerto, la carretera es de curvas y os cruzaréis con millones de ciclistas, deporte muy practicado en la isla y con moteros, porque es unas de las carreteras ideales para ellos poder disfrutar de curvas. Además en este mirador hay un bar y merendero donde la gente suele ir a tomar pam’boli que es lo típico de Mallorca.

MIRADOR DE SES BARQUES

Después de esta parada seguimos por la carretera que te lleva hasta  los embalses de Gorg Blau y el Cúber, todo el mundo para a hacer fotos y bien lo merece. Desde los embalses se pueden hacer muchas rutas de senderismo y montaña o bien dar un paseo alrededor de éstos llegando hasta la presa, viendo el refugio de Cúber y la naturaleza que los rodea.

carretera camino de La Calobra

Esta carretera es de muchas curvas y se pasa por pasos estrechos como el de la foto, una imagen espectacular de este lugar y que es único en la isla. Id con cuidado con el tráfico, la carretera en temporada alta es muy frecuentada también por autobuses y hay pasos en los que hay que ceder el paso a los vehículos más grandes. También alerta con ciclistas, moteros o posibilidad de animales sueltos.

Carretera hacia la Calobra

Carretera hacia la Calobra

La carretera hacia la Calobra ofrece esta imagen espectacular de curvas, pasando por el famoso Nus de Sa Corbata, antes de bajar hay un bar con mirador de lujo al que os recomiendo parar, hacen zumos de naranja muy buenos y ricos pam’bolis.

La Calobra


La recompensa llega en la Calobra, uno de los tesoros de Mallorca, donde hay un puerto que enlaza con barcos hasta Sóller y hacen muchas rutas, esta cala es de aguas limpias y como no, es de parada obligatoria caminar hacia el Torrent de Paréis, excursión más que recomendable para hacer este Torrente pero recomiendo hacerlo con guia, bien equipados y evitando meses de mucho calor, o bien madrugar bien. El Torrent de Paréis es para hacerlo en una jornada única. 

ventana pasando por el túnel hacia el Torrent

ventana pasando por el túnel hacia el Torrent

Ya que estáis de ruta por la Calobra y habéis echo toda la carretera, podéis visitar Cala Tuent, una  preciosa cala, de aguas cristalinas y turquesas, que suele ser tranquila por lo apartada que está y a la que es lujo visitar.

cala Tuent

cala Tuent

Esta ruta es muy completa y se puede visitar todo con calma y dedicando el tiempo del que dispongáis, lo ideal es dedicar un día entero para Sóller y en el plan del tren, y  el Torrent de Paréis otro día en plan de excursión. Para aquellos que tengáis pocos días combinar en un día esta ruta puede ser un buen plan, la Tramontana, la Calobra y calas idílicas, grandes tesoros de Mallorca. Feliz ruta. 

 

 

10 comentarios

  • Nosotros un día acampamos en cala Tuent (aunque no se puede,je,je) y es una pasada levantarte y nadar en esas aguas tan cristalinas, por no hablar de la maravillosa puesta de sol 😉

    Me encanta tu curiosidad por descubrir los rincones de la isla, a mi las curvas me marean,je,je

  • bueno, bueno hermanita, que post mas chulo!!! el mirador de Sa Foradada me suena!!!!, he tenido la suerte de estar en el y es impresionante las vistas, merece la pena. mil besos

  • Tere,me encanta! es de admirar cómo tu tiempo contiene el presente, ahí aprovechando y con ganas de Mallorca, no pierdas esa curiosidad y sigue escribiendo, que yo
    te sigo.

    • Gracias Elo! Que ilusión que me hace que me escribas!! Eres un amor!! Ya sabes mi amor por esta isla y pienso seguir escribiendo mis aventuras en ella! Gracias por seguirme y comparte para darle difusión 😉 un besote

  • ¡Enhorabuena Tere! Me ha gustado mucho tú blog. Sigue así para poder seguirte y descubrir todos los rincones tan maravillosos de nuestra isla ; )

  • Qué agradable el tono de tu blog, me alegro que te enamore la isla y te animo a que sigas con el blog. Yo he hecho bastantes veces lo mismo, irme cámara en ristre a perderme por las calas y tal, mediterráneamente 🙂

    Un saludo

    • Gracias por escribirme y me alegro mucho que te guste mi blog, lo hago con mucha ilusión y porque me gusta, adoro esta isla, sus playas y millones de rincones que hay por enseñar, ya haré el interior también en invierno, ahora toca playear…..mediterraneamente!! Disfruta del verano 😉 nos leemos!!

Tu opinión es importante: deja un comentario