De ruta por Capdepera con el Honda CRV (I)

Uno de mis planes preferidos en Mallorca es improvisar rutas en zonas que no conozco, coger el coche y conducir, dejarse llevar por el paisaje, disfrutar del contraste de mar y montaña y descubrir nuevos lugares que siempre son sorprendentes. Esto fue lo que hice al día siguiente de mi visita al Hotel Cap Vermell desde Canyamel con el Honda CRV como os contaba en el anterior post.

La zona elegida para explorar ya que estaba en Canyamel fue Capdepera, situado en el extremo oriental y perteneciente a la Comarca de Levante. En esta zona hay unas 31 playas catalogadas en Disfruta la Playa, conozco algunas pero me faltan muchas, así que ahora iré explorando las maravillosas playas y calas de esta parte de la isla. El primer objetivo y adonde nos llevó el magnífico Honda es al espectacular Faro de Capdepera del que ya os hablé aquí y me pareció un lugar de anuncio para lucir el coche y realizar esta magnífica postal.

faro capdepera y Honda.jpg

Para llegar hasta este Faro hay que dirigirse hacia Capdepera y luego dirección Cala Ratjada, pasar el paseo central y seguir las indicaciones hacia el Faro. La carretera de este Faro es muy estrecha, de paso muy dificultoso para dos vehículos, con lo que aconsejo ir con precaución, o bien realizar un paseo caminando o en bici. Desde luego llegar hasta aquí con este coche es un lujo, volver a disfrutar de estas vistas maravillosas desde este gran acantilado y dejarse llevar un rato por la canción de Serrat a este espectacular Faro.

faro de capdepera .jpg vistas faro capdepera.jpg

De bajada al Faro os aconsejo parar en una pequeña pero espectacular Cala que cuenta con chiringuito y tumbonas donde disfrutar de sol y playa, pudiendo ser esta la primera Cala de la ruta donde darse un baño en aguas turquesas y muy limpia. Está indicada con cartel en todo momento y se llama Cala Gat, se puede estacionar hasta pie de cala aunque hay poco espacio, pudiendo realizarlo en la calle de bajada.

cala gat.jpg

cala gat 2.jpg

Después de disfrutar de esta pequeña cala continuamos la ruta hacia Cala Agulla, una playa de arena y rocas de más de medio kilómetro de largo, donde poder pasar una jornada de desconexión. La zona de Cala Agulla es muy turística, hay hoteles y aparta-hoteles por todo el paseo, hay tumbonas y sombrillas, varios chiringuitos y bares en la misma playa con lo que en temporada de verano está lleno. Pero si camináis hasta el final de la playa donde hay una bonita casa en esta zona no se suele poner mucha gente, incluso detrás hay zona de pinos y merendero a la sombra. Una cala preciosa, muy completa que asegura una jornada de relax y desconexión.

cala agulla.jpg

cala agulla 3.jpg

cala agulla 2.jpg

Esta cala me encantó, disfruté de primer baño de la temporada, de largos paseos por la orilla y ver la inmensidad del mar en sus tonalidades características de azules que caracterizan las playas y calas de la isla. Para comer tenía lugar altamente recomendado por toda la buena gente de Twitter, siempre pendientes los seguidores para aconsejar los mejores lugares de cada zona y eso es de agradecer.

Desde hace tiempo tenía pendiente una visita por aquí y comer en el Pasta Pasta, un restaurante con una decoración muy bonita, una amplia terraza exterior y una espectacular superior con estilo chill out ideal para comer,tomar algo o contemplar una maravillosa puesta de sol mojito en mano.

pasta pasta ensalada.jpg pasta pasta vistas.jpg

Disfrute de las vistas, del ambiente y de esta rica ensalada, un lugar recomendado, buena relación calidad precio y que en los meses de Julio y Agosto también realizan brunch los domingos, una excusa perfecta para darse un homenaje. Y con estas buenas sensaciones de la comida, tocaba dar un paseo costeando, ver las olas del mar como chocaban con las rocas y acantilados, ya que estaba algo movido y poder descubrir las calitas cercanas, como por ejemplo Cala Lliteras, una cala que visitaré en otra ocasión con el mar más en calma. Esta cala tiene una escuela de buceo y otra de las recomendadas.

cala lliteras.jpg

Este paseo es ideal para realizarlo en bici,esta asfaltado y costeando pues ir de cala en cala, seguro que en verano este mar movido es una piscina y podréis disfrutar de rincones muy bonitos. Como veis en una misma zona hay varias calas chulas, lugares donde disfrutar de unas vistas increíbles y como no darse un homenaje gastronómico. Ver una puesta de sol desde la terraza del Pasta Pasta también suena a planazo, son tantos los planes que se pueden hacer en Mallorca que nunca da tiempo de todo en un sólo verano.

Espero os haya gustado esta ruta, se puede combinar de muchas maneras, aún me queda otra ruta más de este fin de semana con el magnífico Honda y es que conducirlo es tan cómodo que te daban ganas de no bajarte de el y seguir de cala en cala, que es lo mio. Ya estoy trabajando en la próxima aventura, seguiremos en la zona de Capdepera y promete sorprender.

yo en pasta pasta.jpg

Tu opinión es importante: deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.