Cala Magraner: una cala para la escalada.

Cuando vine a la isla allá por el 2007, esta fue la primera cala que visité, que requería irse “mas lejos” y hacer una pequeña excursión para llegar a ella, y además iba a hacer una actividad deportiva que nunca había echo y me iban a  enseñar a hacer escalada.

Tengo buenísimos recuerdos de este dia hace unos cuantos años, asi que ya estaba tardando mucho en volver, me acordaba perfectamente de como llegar y enseñaros una nueva cala que visitar donde además se puede realizar esta actividad deportiva: Cala Magraner.

Cala Magraner se encuentra situada en la zona de  Manacor, seguir las indicaciones hacia Calas de Mallorca, y también indica hacia Cuevas del Drach, dirección Portocristo, es lo mismo, porque esta cala se encuentra entre Cala Varques y Cala Romántica, lo digo por si veís indicaciones.

Una vez que estéis todo el rato dirección calas de Mallorca, llegaréis a un stop, donde debéis ir hacia la derecha, dirección Felanix, y por esta carretera ya estar atentos, porque al llegar a una curva os encontraréis en una esquina un desvio a la derecha con muchos buzones de correos, y es ahí donde debéis estacionar el vehículo, para luego iniciar el camino a pie.

punto donde se aparca el vehículo

Cuando yo fuí no había ningún coche aun, pero este carril que no está asfaltado se llena de los coches que van a esta cala, incluso estacionan en la misma carretera en la cuneta, aconsejo ir pronto y asi poder aparcar en esta calle. Una vez aparcados, toca colgarse la mochila, en la que no debe faltar agua y comida, porque en esta cala no hay nada, y si os parece también sombrilla, buen calzado deportivo y a caminar.

Tendréis que cruzar en frente, un pelín mas arriba hay un acceso de escalera que hay que saltar, y pasar a esta finca de campo. Aqui tenéis la foto para que sepáis cual es.

Una vez que paséis esta escalera, hay que seguir el sendero que se ve a la izquierda digamos todo el rato, el trayecto dura unos 25-30 min según al ritmo que caminéis, esto tardé yo a buen ritmo, aunque paraba para hacer las fotos.

En el camino no hay casi sombras así que no olvidéis la gorra para la cabeza, a la ida no estuvo mal, pero a la vuelta menudo calor hacía por este campo. Llegaréis a un punto con una alambrada que hay que pasar, y además hay una flecha roja que lo indica.

Una vez que pasáis por aqui seguir siempre por el sendero, y llegaréis a un punto con una escalera de hierro donde tenéis que pasar al otro lado.

Una vez en el otro lado, debéis seguir siempre el camino, ahora a la derecha y además veréis muchos monolitos de piedras que os indican por donde seguir en los puntos donde pueden dar a error, para ir dejar siempre el monolito a izquierda y para volver a la derecha, y no tiene pérdida, porque este camino a la cala parece como si estuviérais haciendo un torrente. Hasta hay una puerta para pasar.

A partir de este punto la cala ya esta muy cerca, y empezaréis a ver las paredes de la montaña, como invitan a la escalada, porque son ideales para este deporte, y siempre encontraréis a gente con cuerdas y todo lo necesario que viene a practicarlo, aqui os enseño para que veáis.

La excursión a esta cala es bonita, la belleza del campo, donde solo se escucha el tintineo de los cencerros de las ovejas y también cabras que suele haber por ahi libremente, y además las montañas y acantilados que veréis son diferentes, y llegar a la cala os recompensa el camino.

No suele haber casi nadie, quitando la gente que baja de los barcos que siempre hay fondeados por allí bastantes, es una cala metida y es ideal para ello, y luego a esta cala acude gente diferente, alternativos de la escalada, y guiris que llegan a todas partes, pero suelen ser parejas jóvenes, vamos que no es una cala frecuentada por muchos turistas. Por todo esto, merece la pena.

Tiene una zona de árboles con sombras y de hecho había un grupo que había acampado allí,aunque está prohibido acampar y hacer fuegos en estas calas, pero las dos veces que yo he ido lo he visto, yo os informo, pero siempre tened cuidado cuando hagáis estas cosas, y por supuesto siempre respetad el entorno y cuidar la cala.

Y a partir de aquí toca disfrutar de la cala, de su agua limpia, de la compañía, si la lleváis, o si sois solitarios como yo, disfrutar del momento, de un buen libro, música y de ver escalar a esos chicos, ¡que pasada!

Para que veáis la cantidad de calas que tiene Mallorca y la de cosas que ofrece cada una de ellas, todas son diferentes, y son para momentos diferentes, yo así lo veo y de ahí que no me canse de ir de cala en cala, de playa en playa, porque yo voy a ellas según momentos, si es para un baño, con amigos, para mojitos, con música, con surf y deportes de agua y hasta ésta con actividades deportivas tan interesantes como la escalada.

Disfruté mucho de volver a esta cala, porque no tuvo nada que ver a la primera vez que la visité, y con esas sensaciones y emociones me quedo. Os dejo con una de esas composiciones de las mias y con algunas fotos más. Que disfrutéis de Cala Magraner.

 

2 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario