Excursión de Cala Pi a Cap Blanc

Faro de Cabo Blanco

Con la llegada del buen tiempo apetece realizar rutas costeras que ofrezcan bellos paisajes de Mallorca, alguna cala de por medio y a la vez una caminata para disfrutar del senderismo. La excursión de la bella Cala Pi hasta Cap Blanc cumple estas características y es una ruta ideal para este tiempo, antes de llegue el calor, porque en verano no es nada aconsejable hacer esta ruta. Hoy realizamos esta excursión por la costa, una ruta de ida y vuelta por el mismo camino cuyo destino es el Faro de Cap Blanc. 

De Cala Pi a Cabo Blanco

DATOS DE LA RUTA:

  • Excursión de ida y vuelta por el mismo camino: tiempo de ida 1 hora y media aproximadamente, por lo tanto ruta de 3 horas en total.

  • Punto de partida: Cala Pi, lugar donde se puede estacionar el vehículo o ir en autobús, hay restaurantes y tiendas abiertos en temporada, suele ser desde abril a octubre.

Aconsejo llevar: ropa adecuada y cómoda, calzado cómodo, el camino es de piedras por tramos, agua y comida si lo deseáis, gorro para la cabeza, no hay sombras en toda la ruta.

Excursión para realizar en familia: pueden ir niños perfectamente, ruta en llano, si los peques están acostumbrados a caminar este tiempo no habrá problema.

NO REALIZAR EN VERANO, pasaréis mucho calor.

EN RUTA:

Partiremos de Cala Pi, una vez estacionado el vehículo, bajaremos las escaleras que nos llevan a la playa. Caminaremos por la playa hasta el embarcadero, una caseta que detrás de ella hay unos escalones que suben hacia arriba desde donde empezaremos la ruta por la costa. Empezamos a ver las preciosas vistas de la cala desde arriba, el increíble color del agua y en frente una torre de defensa. Ya os había hablado de este camino ya que es el que nos llevará en primer lugar a Cala Beltrán, un entrante de mar muy cerca de Cala Pi, que suele estar lleno de algas a veces, como cuando fui yo por primera vez, o bien pillarla muy limpia, como en esta ocasión.

De Cala Pi a Cabo Blanco

De Cala Pi a Cabo Blanco

El camino no tiene pérdida, debemos seguir el sendero siempre por la costa, fijarnos en algunas marcas rojas en las rocas y por supuesto como siempre, no perder de vista las fitas, están en toda la ruta. Este camino siempre va por la costa y disfrutaremos de vistas muy bonitas de estos acantilados de esta zona de Mallorca. En apenas 10-15 minutos llegaremos a Cala Beltrán, pasaremos de largo de ella, sin bajar y a la izquierda sigue nuestro camino pasar a la otra parte de esta cala, oportunidad única para verla desde esta perspectiva, muy bonita.

De Cala Pi a Cabo Blanco

De Cala Pi a Cabo Blanco

En la punta de Capocorp el sendero se pierde un poco en un enorme llano rocoso, en el que os encontraréis un montón de fitas y de montículos de piedras, debéis seguir y pasar este gran tramo y fijaros siempre en las fitas que os re-conducirán al camino. A lo lejos ya empezaremos a divisar la Atalaya de Cap Blanc, volveremos al sendero que ahora nos llevan por una pista de grava que a los 2 minutos nos vuelve al sendero de costa. Durante este sendero veréis arbustos de curiosas formas y estad atentos por si os encontráis con algún animalito, yo vi una tortuga, y la verdad me hizo ilusión.

De Cala Pi a Cabo Blanco

De Cala Pi a Cabo Blanco

De Cala Pi a Cabo Blanco

El sendero que nos lleva por la costa de nuevo deja abajo a una cala, que me parece que no es accesible por tierra llamada Cala Carril, zona de acantilado donde hay también una cueva, la cueva des Ossos, la cual me parece que o bien me despisté pero no llegué a verla bien. En mi hoja de ruta estaba marcada para verla pero no me percaté de ella. Y así llegaremos ya cerca de nuestro destino, pasando por una zona militar, que tiene alambrada a la derecha, nosotros siempre por la costa y ya llegaremos a la Atalaya y al Faro de Cap Blanc.

De Cala Pi a Cabo Blanco

De Cala Pi a Cabo Blanco

Nos acercaremos hasta el mismo Faro, que tiene en el muro unas piedras tiradas por las cuales puedes pasar y veremos el faro de cerca, momento ahora de disfrutar de las vistas de los acantilados de Cap Blanc, de tomar un refrigerio y de prepararse para realizar el camino de vuelta, que de nuevo, en hora y media nos lleva a nuestro punto de partida: Cala Pi.

De Cala Pi a Cabo Blanco

Disfruté mucho de esta ruta, sencilla, corta, para realizar en una mañana y después terminar tumbado en la playa de Cala Pi para comer y refrescarse con un baño, o bien comer en los restaurantes de la cala, como prefiráis. El camino al ser siempre por la costa es bonito, con el mar mediterráneo en calma, veréis algún que otro barco pasar y la verdad se disfruta del paisaje de pinos. Había ido muchas veces al Faro de Cap Blanc, pero esta es la primera vez que lo hago caminando por esta ruta y la verdad, mucho mejor que ir en coche hasta el faro, me encantó esta excursión, espero que vosotros os animéis y también la disfrutéis. Feliz ruta.

 FOTOS DE LA EXCURSIÓN EN FLICKR. 

 

10 comentarios

Tu opinión es importante: deja un comentario