Estellencs y el Agroturismo S’Olivar: un remanso de paz en la Serra de Tramuntana

Estellencs es un pequeño municipio situado en la Serra de Tramuntana entre Andratx y Banyalbufar, uno de los pueblos con menos censo de la isla, apenas 300 habitantes aunque en verano aumenta su población. Se llega a este pueblo a través de una carretera de curvas de bello paisaje desde Palma dirección Esporles, de aquí dirección Banyalbufar hasta llegar a Estellencs, un bonito recorrido para realizar tanto en coche, como en autobús o mejor en bicicleta, ruta muy preciada entre el cicloturismo de Mallorca.

Estellencs

En esta ocasión me acerqué hasta este bonito pueblo, uno de mis preferidos de la isla en autobús, como una turista más que llega a la isla dispuesta a descubrirla y conocerla. Desde Palma cogí el autobús de la línea L200 que viene hasta Estellencs pasando por Esporles y Banyalbufar, disfrutando igualmente de este recorrido por las increíbles vistas y paisaje de la Serra de Tramuntana. Así de precioso estaba este pueblo esta mañana de otoño, tiempo de lujo y una calma especial te inundan al llegar a este bonito rincón, ideal para desconectar de todo durante unos días y con esta intención vine, ya que me alojé durante 2 días en el Agroturismo y Fundación S’Olivar.

Lavadero en Estellencs

lavadero antiguo a la entrada de Estellencs

Cuando llegas a este pueblo el tiempo se para, o mejor, va más lento, sin prisas, dispuestos a desconectar de todo y adentrarse en sus calles estrechas de casas de piedra, que tantas tradiciones e historias tienen que contar sus habitantes, muchos de toda la vida, otros procedentes el extranjero y otros muchos que han escapado de la ciudad atrapados por esta paz y tranquilidad, como es el caso de Marta, la dueña de la única tienda que tiene “un poc de tot” y así se llama. Su simpatía y cercanía nos conquistó desde la llegada al pueblo y estos dos días fue nuestra fuente de alimentación y de conversación tras nuestros paseos y rutas por la Sierra.

Estellencs

La entrada del pueblo comienza con la escuela, a la que los niños acuden en bicicleta o patinete desde sus casas, bajan la calle de la entrada embalados por esta cuesta con sus casco puesto como si nada, con esa alegría e inocencia de los niños de que nada puede pasarles. Me emocionó ver esta escena, de pueblo de toda la vida, como el mío, que nunca se pierdan estas cosas, son las que nos hacen felices de mayores. Al lado de la escuela hay un restaurante italiano muy recomendable llamado Pizzería Giardini, exquisitos platos italianos con vistas únicas a Estellencs.

Terraza Pizzería Giardini ( Estellencs)

Vistas desde la Terraza Pizzería Giardini. Estellencs

Subimos por la calle principal pasando por delante del Ayuntamiento, en frente un parque infantil y una escultura hecha de hierro de lo más particular, al lado del ayuntamiento está la tienda de Un Poc de Tot y  a continuación veremos la Iglesia con su reloj que da las horas puntual, a veces estas campanas son las únicas que te hacen recordar que el tiempo está pasando. Desde la calle de la Iglesia hacia abajo nos adentramos por sus calles estrechas, hay varios restaurantes  y bares en el pueblo, todos recomendados y de fondo el mar, que nos lleva hasta Cala Estellencs, una de mis recomendadas que visité este verano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A Estellencs se viene a “no hacer nada” o quizás a hacerlo “todo”, es decir, a dedicar tiempo a nosotros, calidad de vida, sin ruidos, sin agobio de gente, sin la ciudad y porque no, sin tecnología, desconectar de la vida social y dedicarla a ti mismo o a tu pareja, una terapia única y renovadora que hacen darte cuenta de “lo que de verdad importa” en esta vida.

Y máximo si te alojas en la Finca S’Olivar, una Fundación Solidaria que busca la paz en Ruanda y en el Congo especialmente y que todo lo que recauda con su tienda solidaria y este Agroturismo va para estos fines, toda una obra que a punto estuvo de lograr el Premio Nobel de la Paz a su Fundador Juan Carrero Saralegui  allá por el año 1999.

Este Arjonero que lleva toda la vida en Mallorca dedicado en cuerpo y alma a la no violencia y al cuidado de la Madre Tierra lo refleja a la perfección en su Fundación, una Finca enorme de olivos centenarios muy bien cuidados todos su jardines y bancales, cuenta con casitas de piedras donde te puedes alojar, bien sólo, en pareja o familias y dedicarte a disfrutar de este Patrimonio de la Humanidad como es la Serra de Tramuntana, a realizar excursiones o actividades por la zona o simplemente a la reflexión y al recogimiento, ya que cuenta hasta con Ermita y pequeño Oratorio para buscar la paz interior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con este post quiero agradecer enormemente la atención y excelente trato por parte de los trabajadores de esta Finca y mejor de su Fundador, gracias Juan por hacer posible que tu sobrino y yo vivamos dos días más inolvidables en nuestras vidas, volveremos porque nos quedan muchas excursiones por hacer desde aquí y sobre todo, porque necesitaremos de esa paz y tranquilidad muy a menudo.

Las actividades y excursiones que se pueden realizar desde Estellencs son muchas, como por ejemplo el ascenso al Galatzó cuya cima está a 1025 metros y desde donde se puede contemplar toda Mallorca, ésta fue la elegida por nosotros, en el próximo post os cuento esta ruta que nos dejó alucinados. También se puede realizar la subida a las casas de Planici, la bajada a Sa Pera de S’Ases desde la Torre de Ses Ánimes o la Volta des General entre otras. Os dejo con esta panorámica desde el Galatzó, toda la ruta completa en el próximo post. 

Panorámica desde el Puig de Galatzó

 

 

 

Tu opinión es importante: deja un comentario